Se vota en junio: Valdés juega sin Macri y pone en apuros al peronismo local

Las elecciones de medio turno en la provincia de Co­rrientes (para elegir legisla­dores) se harán el primer do­mingo de junio. Cae el día 2, es decir que quedan menos de tres meses y los munici­pios que pretendan subirse a esa fecha tendrán que ma­niobrar con premura para entrar al estricto cronogra­ma de 90 días que fija la ley electoral. En Capital citaron al Concejo Deliberante para mañana (lunes), en pleno feriado nacional los ediles tendrán que ir a levantar la mano. Nada de carnaval ni relax, es muy llamativo.
La medida que tomó el gobernador Gustavo Adolfo Valdés se dispuso a través del Decreto Nº 322, que di­cen, tiene fecha del 28 de febrero. A este diario no le consta. La noticia se cono­ció a través de trascendidos, los amigos del poder fueron los primeros en enterarse y el Gobierno correntino in­cumplió con la obligación de transparencia.
Lejos del espíritu demo­crático, la administración radical consumó una tra­pisonda. El jefe del Poder Ejecutivo estuvo en la Asam­blea Legislativa y nada dijo respecto de la convocatoria a elecciones. Muy grave (Ver aparte).
Si fue una decisión de Valdés la de elegir esa fecha y esconder la información hasta último momento, el hombre ha desnudado su costado más artero. Es que el llamado toma a contra­pierna a la oposición, espe­cialmente al Partido Justi­cialista que está en los pro­legómenos de su interna. El problema más serio es para los intendentes que si no se pliegan a la fecha provincial, luego quedan en un páramo y, sin recursos para solventar los gastos que significan las elecciones, tienen que adhe­rirse al calendario nacional.
Pero, sobre todo la deci­sión de adelantar la fecha de las legislativas provincia­les -sea que la haya elegido Valdés o se la haya suge­rido algún otro- supone una señal política tajante en el contexto que vive la alianza Cambiemos. El presidente Mauricio Macri le había pedido al radicalismo unificar las elecciones provinciales en octubre para reforzar las aspiraciones de reelección, sin embargo, en la UCR hay corcoveos por el personalis­mo del partido gobernante.
Mañana la cúpula del ra­dicalismo nacional, con los gobernadores Cornejo y Mo­rales, delibera en Corrientes y Valdés los recibe con una definición de alto calibre. No sólo desdobló las elecciones, sino que además la adelantó lo suficiente como para que­dar a prudente distancia de los intentos del macrismo, en la Primaria de agosto o las Generales de octubre.
Aquí sólo se eligen dipu­tados y senadores provin­ciales, y en los municipios, concejales, pero el Gobierno de ECO juega su predominio. Ya lo anticipó Sergio Flin­ta, “vamos a plebiscitar la gestión”. Y así será, lejos de Macri. s
Oscuro
El gobernador Gusta­vo Adolfo Valdés ocul­tó información de alta significancia institu­cional que es, por otra parte, sensible para la sociedad. Sin justifica­tivo a la vista, mantuvo bajo reserva la fecha de convocatoria a eleccio­nes que es el acto cen­tral de la vida democrá­tica, justamente lo que le da sustento y sentido a su rol de político.
Valdés entró, impen­sadamente, en el terre­no de los políticos que prefieren ocultar antes que trasparentar.
El llamado a eleccio­nes (para el 2 de junio) se conoció el viernes a la noche, a nivel de trascendido. Los corte­sanos del poder dieron la primicia, el Gobierno hizo silencio.
El gobernador estu­vo ese mismo día en la Legislatura dando su discurso de apertura del período de sesio­nes ordinarias y nada dijo al respecto, al me­nos este diario no pudo tomar nota de ello. Y en su mensaje no hay ninguna mención a la medida adoptada.
¿Qué otro lugar me­jor que la Legislatura, frente a la Asamblea, para este anuncio?
La comunicación “oficial” (así entre co­millas) llegó ayer a la tarde a los medios por vía de una gacetilla de la DIP y contiene un error. O no. Dice que el Decreto Nº322, sus­cripto por Valdés con­vocando a elecciones tiene “fecha 28 del co­rriente”. (L.A.S) s

Bookmark : permalink.
do_shortcode echo ('[WhatsApp]');