Djokovic, el dueño de Australia

El número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, ubicó “en la cima de todas” sus finales de Grand Slam, la que le ganó ayer de manera soberbia al español Rafael Nadal por 6-3, 6-2 y 6-3 en el Abierto de Australia. “He hecho quince errores no forzado en dos partidos (nueve en la final), eso es increíble. Creo que puedo mantener este nivel. Hoy estoy muy orgulloso por esto y por hacerlo frente a Nadal”, comentó el siete veces campeón en Melbourne durante la conferencia de prensa posterior a su consagración. Djokovic, quien no cedió ningún servicio en todo el partido contra el español, reconoció que “la clave del partido fue empezar concentrado y consiguiendo un quiebre”. “Fue muy importante recuperar bien tras los restos e intentar ser agresivo para proteger la línea, así como hacerle sentir presionado por mí. Fue una clave poder realizar el break y ponerme 3-0 en menos de diez minutos”, agregó en declaraciones reproducidas por la agencia EFE. El serbio consiguió en Melbourne su decimoquinto título de Grand Slam y dejó atrás al estadounidense Pete Sampras (14), quien fue su fuente de inspiración para comenzar a jugar al tenis. “Uno de mis primeros recuerdos del tenis es Pete Sampras ganando Wimbledon. En Kapaonik, un pueblo rural al sur de Serbia, nadie había tocado nunca una raqueta. El hecho de verlo a él fue un signo del destino para empezar a jugar y, con ello, aspirar a ser tan bueno como él”, recordó. Por último, Nole admitió que tendrá que perfeccionar su juego sobre polvo de ladrillo si pretende quedarse con el próximo Major de la temporada, que se jugará en Roland Garros en mayo. “Tengo que trabajar más en ese aspecto en relación con lo que hice el año pasado. Allí tengo el reto de poder ganarle a Nadal, aunque también estarán (Alexander) Zverev, (Dominic) Thiem o (Roger) Federer”, concluyó.s

Bookmark : permalink.
do_shortcode echo ('[WhatsApp]');