Causa publicidad. Se delinea una estrategia de la defensa: no existió delito

Apenas ocho minutos transcurrieron del inicio del que sería el último tramo de la testimonial de María Antonia Giménez, cuando dos defensores levantaron la mano ante la vista del Tribunal Oral Penal Nº 1 (TOP 1) y plantearon un incidente que derivó el primer cuarto intermedio. Al volver, los jueces le dieron la razón a la queja. El juicio al ex gobernador Arturo Alejandro Colombi y a otros ocho ex funcionarios de su gestión (2005-2009) continuó ayer quedando delineada una de las estrategias defensivas: destruir la base de la acusación de la fiscalía. ¿Cómo? Demostrando que los dos decretos referidos al manejo de pauta oficial (que supuestamente fueron incumplidos por los encartados) habían sido derogados por la ley provincial Nº 5.571 de Administración Financiera, promulgada en 2004. Para ello, los defensas se valieron de la declaración de Giménez -de profesión abogada y funcionaria pública desde hace 33 años- quien reiteró que dichos decretos ya no tenían vigencia en el período investigado (enero de 2007 a octubre de 2009). Sin embargo en su declaración del martes 22 de mayo la testigo señaló que -a su entender- hubo ilegalidades debido a que al desfasaje entre el ingreso del expediente de la orden de pago y la afectación presupuestaria, que debería ser en paralelo pero llegaron a diferirse hasta cuatro meses. “La ley no lo permite pero evidentemente se hizo porque acá está”, había dicho mientras analizaba uno de esos documentos de la voluminosa causa. Justamente ayer Giménez -por pedido de la fiscalía- examinó 26 expedientes de publicidad de 2007, 2008 y 2009. Al tercero, lloró (ver corchete), hubo otro receso y al regresar culminó: advirtió que en 2008 se agotó la partida específica para publicidad pero aclaró que esa situación se subsanó con giros de partidas. Además indicó que no hubo observaciones de parte de los organismos de control interno ni externo.s

Bookmark : permalink.
do_shortcode echo ('[WhatsApp]');