De cómo los penales resultaron ser como el blues

Noches y madrugadas de “zapadas”, jam sessions o como a los músicos les agrade denominar a esos espacios de improvisación en los cuales afloran sus talentos, habilidades y libre interpretación del arte que los convoca, con el jazz como eje central, dieron lugar a algunos aprendizajes que nos enseñaron una máxima: el blues no se ensaya.

Bookmark : permalink.
do_shortcode echo ('[WhatsApp]');