Brasil, solo y sin nada

El seleccionado brasileño de fútbol protagonizó la peor actuación de su historia, en su casa, en la goleada recibida ante Alemania por 7-1, en la primera semifinal del Mundial 2014 y ninguno de sus jugadores superó los dos puntos en sus rendimientos.