Hay 4 mil evacuados y autoevacuados en la provincia y varios pueblos aislados

De acuerdo a un relevamiento efectuado por este diario, consultando a las intendencias y los organismos de Defensa Civil, aproximadamente 4.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares (fueron evacuadas o se autoevacuaron) en distintas localidades, corridos por el temporal que azotó la provincia en los últimos días y que ocasionó el desborde de arroyo y riachos interiores. El panorama es desalentador y si bien el tiempo dio un respiro (ayer no llovió) surgieron nuevos problemas: caminos y rutas quedaron fuera de servicio por el anegamiento. Anoche Vialidad Nacional ordenó el corte del tránsito vehículo de la Ruta 12, a la altura de Estación Mantilla. También en Saladas, en la zona de las Cuatro Bocas, el agua invadió la cinta asfáltica y la circulación se tornó muy peligrosa. Mientras tanto, la urgencia está en los barrios con casas inundades y en los centros de evacuados donde tuvo que refugiarse la gente. Ayer el Comité de Crisis dio un informe de la situación de las localidades más afectadas por la crecida de espejos de agua y las persistentes lluvias, dicen que hay un total de 20 parajes del interior en situación crítica. Paso de los Libres, Curuzú Cuatiá y San Roque son las más perjudicadas. Según el parte oficial, los evacuados suman 2.500, pero esa cifra crece considerablemente cotejado con los datos que manejan los municipios. El relevamiento da 2.300 evacuados y otros 2.000 autoevacuados.

Bookmark : permalink.
do_shortcode echo ('[WhatsApp]');