De Itatí a Caacupé en bici para cumplir una promesa

Un grupo de ciclistas correntinos, encabezados por el oficial de la Policía de Corrientes, Ramón Romero, realizan una travesía en bicicleta desde la Basílica de Itatí, hasta el Santuario de Caacupé, en el vecino país del Paraguay. Este es el segundo año consecutivo que los motiva a cumplir una promesa personal, en agradecimiento por la recuperación de familiares enfermos. Este año se sumaron personas de la localidad de Curuzú Cuatiá. La peregrinación partió el último miércoles desde la Basílica de Itatí, luego de participar de la santa misa. En esta oportunidad los promeseros pedalean también para pedir que mejoren las malas condiciones del tiempo, que afecta a toda la región del Litoral sobre todo a la provincia de Corrientes y que ya tiene a más de 4 mil personas afectadas en toda la provincia a raíz de las intensas precipitaciones que se registraron en los primeros diez días del nuevo año. El oficial Romero señaló ayer por la tarde a NORTE de Corrientes: “Ya estamos en la capital de Formosa, pedaleamos 70 kilómetros y ahora hacemos un descanso. Ya hicimos 120 km desde Corrientes y a pesar de la ruta mojada por la lluvia, estamos preparados con pilotos y todo lo adecuado para amortiguar la lluvia que nos pueda agarrar en el camino. Pero estamos muy contentos y agradecidos porque ahora se nos suman más personas del interior que se enteraron de nuestra travesía en bicicletas, uniendo nuestros ruegos a la Virgen de Itatí y de Caacupé”, resaltó. Por otra parte, admitió: “Yo estoy llevando intenciones para pedir por la salud de los niños y de las familias correntinas”. En este contexto, Romero relató la historia conmovedora de un vecino de Curuzú Cuatiá, quien se sumó ahora a la peregrinación en agradecimiento por la milagrosa curación de su hija de un cáncer terminal. “El señor Sotelo, de Curuzú Cuatiá, estaba esperando la hora porque su hija estaba muy enferma, había sido diagnosticada con un cáncer terminal y por la intersección de la Virgen de Caacupé la chica se sanó. Hace tres semanas los estudios le salieron bien y la hija al parecer se curó del cáncer. Este señor sólo rezó y pidió la intersección de la Virgen de Caacupé para la recuperación de su niña, y así fue. Pero Sotelo de Curuzú Cuatiá sólo nos acompañó a Itatí, participó de la misa, no pudo pedalear con nosotros porque debe estar con la hija acompañándola, por unos estudios que le deben hacer a la chica, pero ya se está recuperando”. Un grupo de seis promeseros recorren más de 500 kilómetros en bicicleta por una iniciativa del oficial de la Policía, quien destacó a este matutino que arribarán a Caacupé, Paraguay, mañana domingo. Esperan que las condiciones climáticas los acompañen para evitar retrasos y llegar tal como tenían previsto. Luego, una vez allí, elevarán sus plegarias y dejarán a los pies de la Virgen de Caacupé, sus pedidos, intenciones y agradecimientos por los favores recibidos y participarán de la misa. Romero, marcado por su ferviente fe católica, remarcó a este matutino: “Siempre elegimos esta fecha para peregrinar a los pies de la Virgen en Paraguay, porque los camaradas están de vacaciones y porque no queremos que coincida con todo el movimiento que se hace en esta época del año por el Gaucho Gil, que respetamos a los que creen en él, pero nosotros no comulgamos con ello”.s

Bookmark : permalink.
do_shortcode echo ('[WhatsApp]');